2012 / 25 julio

No hay nada como recargar pilas en Caños de Meca de camping


Y es que si no voy una vez al año en verano, no sería un verano en condiciones… Llegar a Caños de Meca, recargar pilas, desconectar, pasear por esas playas, vivir la naturaleza del camping, compartir momentos con la familia, vivir atardeceres con Víctor, y si siguiera así, no pararía de contar cosas…

Y es que aunque se me ha hecho corto tan sólo un fin de semana, (Víctor tuvo más suerte porque se fue desde el martes con mi padre), ha merecido la pena poder estar por esas playas, y también las comidas y cenas en el camping Pinar de San José (al frente justo del camping de Caños de Meca), que la verdad está genial.

Este año no faltaron Terry y Mari, amigos y compadres de mis padres, que Terry especialmente hizo un pan de 3 Kg, sí, lo que leeis, y además no faltó su Bruschetta para añadirle al pan tostadito. La Bruschetta es tomate, aceite, albahaca y ajo y está riquísimo.

Finalmente también fuimos una noche a Conil, había que cenar claro está en Los Hermanos, un típico bar de pescaito frito de Conil, que salió muy barato, y tras perdernos por las callejuelas, parar a tomar unos cóckteles en un bar, que estaban riquísimos.

No comments so far.

LEAVE YOUR COMMENT

CONTACTO

Email: rosaliarte@gmail.com

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje