2015 / 1 noviembre

Monta un Chroma Key de “quita y pon” en tu clase

IMG_8713

Ya os conté el curso pasado el Chroma Key que monté en el IES Cartima en un aula, en este caso, el Chroma Key se queda fijo en la pared, pudiéndose recoger la tela un poco sin molestar ni ocupar espacio en el aula. Comenzamos proyectos con Touchcast, y claro, el Chroma Key era muy demandado, tanto, que incluso hubo alumnos que tuvieron que optar por montarse uno en casa, o comprar 4 cartulinas y pegarlas, para poder grabar el proyecto, ya que el aula estaba muy demandada.

Viendo que la problemática iba en aumento y que este curso contaba con 90 alumnos más, decidí inventarme un sistema para tener varios Chroma Keys de quita y pon en los pasillos del centro, pudiéndolos montar siempre que quisiera y cuando no estuvieran puestos, que apenas se notara la instalación del Chroma Key.

La compra del material y a probar si funciona

En mi habitación de casa de mis padres yo tenía un sistema de velcro para poner una almohada en la pared pegada en la cama, pensando y pensando cómo tener varios Chroma Keys en los pasillos, me vino a la mente este sistema que puso mi madre en su día. Hablé con la madre de mi alumna Leire Jiménez, Silvia, que siempre me echa una mano en todo lo que le pido, y le conté la idea: había que comprar primero la tela y coserle una parte del velcro. Ella la consiguió a muy buen precio, 4 € el metro quiero recordar, y varios metros de velcro, en este caso aprovechamos el ancho de la tela (1,5m) y ahí cosió ella el velcro (un total de 4,5 metros de velcro). Compramos para 3 Chroma Keys de 2m de alto cada uno, en total 6 metros de tela.

Tras ello nos fuimos una mañana a la búsqueda de qué poner atornillado a la pared para fijar el velcro en ello. Esta búsqueda nos costó más, teníamos una idea de un hierro con un hueco para el velcro, pero parece que ¡lo que queríamos no estaba inventado!. Fuimos a dos ferreterías y no hubo suerte, hasta que en la última nos dieron una idea: poner lo que se pone detrás de las puertas de casa para que no pase el viento ni frío. Cada tira de puerta medía un metro, así que compré 5 tiras en color cromado como veis en las fotos para colocarlo en la pared y que no se viera “feo” en los pasillos, además de los tornillos que necesitábamos, colocamos 3 tornillos en la pared para cada tira cromada.

Montando todo en la pared

Finalmente, hablé con el padre de mi alumna María Jiménez, Curro, quien ya también me ayudó en el montaje del otro Chroma, y le llevé todo lo que había comprado. Curro se reía de las cosas que se me ocurren, pero allá fue a montarme todo en cada pared. Elegimos tres espacios de los pasillos del centro que estuvieran separados por si los niños grababan a la vez, no se molestaran con el ruido. Curro colocó las tiras de un tamaño de 1,5 metros, las atornilló, y tras ello, pegó la otra parte del velcro a las tiras metálicas. Luego cortó con un cúter las partes que tenían el tornillo porque sino se quedaba el velcro levantado y se iría despegando con el paso del tiempo. Y ¡voilá!, ya tenemos tres chromas keys más en el centro, donde tengo guardadas las telas para que no se estropeen y cada vez que los necesitamos, los pegamos con el velcro y ¡listo!. ¡Gracias a Silvia y Curro por vuestra ayuda! sino, no lo hubiera conseguido.

  • Esta buena la idea. Como se llaman esa tiras cromadas exactamente, las tuviste que cortar y yapar para que midieran 1.5 metros??

    Responder
    • Hola Nicolás, lo explico en el post, son tiras que se ponen detrás de las puertas para que no pase el viento por debajo de ellas. Medían exactamente eso.

      Responder

LEAVE YOUR COMMENT

CONTACTO

Email: rosaliarte@gmail.com

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje