Mi situación ante el COVID como profesora vulnerable

por | 28 Dic, 2020 | Novedades | 71 Comentarios

RosaLiarte.com > Mi situación ante el COVID como profesora vulnerable

Al comienzo de este curso escolar, os conté en este post mi situación de vulnerabilidad ante el COVID, y mi desesperación al ver que tenía que volver a las aulas presencialmente sin ninguna alternativa. Gracias de corazón por todas las muestras de cariño y apoyo que me distéis.

Desde entonces, muchos/as de vosotros/as me habéis escrito por privado, o llamado, para preguntar cómo iba mi situación y os he ido poniendo al día. Pero ya ha llegado el momento que os cuente abiertamente por aquí todo lo que he pasado durante estos meses y ayer adelanté algo por mis Stories de Instagram.

El día 15 de septiembre, cuando comenzaban las clases presenciales, tenía cita con mi médico de cabecera. Como ya os imagináis, le mostré la carta recibida por el área de Vigilancia de la Salud que me obligaba a dar clase presencial. Así que mi médico, tras ver el informe de mi neumólogo, que dejaba bien claro que si pillaba COVID no lo superaría y que exigía que se adaptara mi puesto de trabajo, me dio de baja y me indicaba que reclamara nuevamente la adaptación de mi puesto de trabajo a que fuera online dada mi situación de alta vulnerabilidad ante el COVID.

Estando de baja, me llamó la inspección médica, preparé toda la documentación médica que tenía. Llegué a recopilar informes desde el 2010: un total de 25 ingresos hospitalarios en urgencias, 21 por bronquitis y 2 por neumonía, 2 bronquiectasias, además de todos los informes de neumología, revisiones, etc. La última bronquitis que tuve incluso fui tratada con Meiact en urgencias, que es el antibiótico que se administra para las neumonías.

Cuando llegué allí mostré mis informes médicos, pero no los quisieron ver, solamente me pidieron mi último informe de neumología que indicaba mi vulnerabilidad y mi adaptación al puesto. Desde inspección médica me decían que la adaptación al puesto no dependía de ellos, que dependía de Vigilancia de la Salud, pero que me hiciera la idea de que no me iban a dar teletrabajo, que para los docentes no hay teletrabajo, que lo que harían es darme la baja mientras estuviera la pandemia. Tal cual me dijo.

Hubo un momento que rompí a llorar, indicándole que era una persona sobradamente preparada para teletrabajar y que yo no quiero estar de baja, sino que quiero seguir viva porque no sobreviviría al COVID. El inspector me insistió que me olvidara de teletrabajo, que la administración no me lo iba a dar. Me indicó que con una mascarilla podía dar clase perfectamente. En ese instante tuve que contestarle que estoy “acojonada” de la situación con lo que tengo, y que si me daban de alta sin adaptación al puesto de trabajo, que interpondría una demanda.

En pleno llanto, ahogándome allí con la mascarilla, finalmente la inspección médica me dejó un mes más de baja a esperas de que Vigilancia de la Salud resolviera mi segunda reclamación. Así que en noviembre llegó esa resolución, la cual llegó denegada como ya me avisaba el inspector médico. Me indicaban en un escrito que no se me adaptaba el puesto de trabajo, que me tenía que incorporar al puesto de trabajo con el EPI correspondiente. ¿Cómo? No daba crédito.

No os imagináis lo que lloré con ese escrito, al cual me hacían incorporarme al día siguiente al aula. Así que la única solución que me ha quedado es pedirme desde ese momento un permiso sin sueldo de 3 meses para evitar incorporarme al aula y que siguiera la persona que me está sustituyendo en clase con mi alumnado. Para mí lo sencillo habría sido acogerme a la huelga que había convocada en Andalucía este primer trimestre, pero dejaba a mi alumnado sin un profesor/a sustituto y a mis compañeros/as haciendo guardias en mis clase, no me parecía. Decidí por eso, tomar el permiso.

Así que mi sindicato me ha puesto un abogado y he presentado una demanda a la Junta de Andalucía. Lo más triste de esto, es que no soy la única profesora en esta situación, somos 5 profesores en mi sindicato los que hemos tenido que presentar una demanda, ya que se niegan a adaptarnos el puesto de trabajo. ¿De verdad que no hay forma de adaptarnos el puesto de trabajo? ¡Tantos docentes vulnerables no somos!

¿Cuál es el siguiente paso? Esperar, no me queda otra. No me queda otra que salga esta demanda adelante, algo que me llevará meses, o quizá años. He vuelto a mi neumólogo, ya que tengo revisión cada 3 meses, y no daba crédito de lo que me han hecho. Ha vuelto a realizarme informes para esta demanda demostrando mi alta vulnerabilidad ante el COVID al tener discinesia ciliar primaria.

Hay gente que me comenta, “bueno Rosa, ya hay vacuna a la vista, estate tranquila”. Pero bien claro me lo dejó el otro día mi neumólogo: “los últimos en vacunar van a ser los/as niños/as, y que estés vacunada, no estás fuera de peligro. Rosa, queda pandemia para un largo tiempo, tienes que luchar por tus derechos, porque este virus muta, vamos a tener coronavirus presente durante tiempo, y tu salud no es compatible con clases presenciales y un coronavirus, plantéate que ahora mismo tienes que quitarte de las aulas aunque esto te duela muchísimo”. Duele mucho oír esto, pero es la realidad que tengo.

Esta conversación me hizo pensar, pues cierto es, yo estuve vacunada de la tos ferina y acabé teniendo tos ferina, lo mismo con el sarampión. Mi enfermedad no es compatible con la situación actual, tengo que luchar por mis derechos, no entiendo por qué la administración, en concreto la Junta de Andalucía no adapta el puesto de trabajo a los docentes vulnerables. ¿Es inviable la figura de un docente online? ¿Por qué? en otras comunidades se está haciendo y aquí no. Llevo ya 11 años en este puesto de trabajo, y me quedan otros 31 años en la docencia si me tengo que jubilar con 67 años. O lucho por mi situación, o habrá otra ola, otro coronavirus, otra pandemia, y no nos adaptan el puesto de trabajo la administración, cuando por ley tienen que hacerlo.

No es por dármelas de importante, pero creo que soy una figura que ahora el profesorado necesita para implementar las TIC en el aula, tenerme sin trabajo es como “tenerme en el banquillo el día de un gran partido”, cómo bien me decía el otro día un amigo. No puedo entenderlo. Sigo sin entenderlo, llorando por dentro y echando de menos muchísimo poder dar clase.

¿Y cuándo se me acaben estos 3 meses sin sueldo? Pues no me queda otra que la excedencia ahora mismo, pero en mi caso, la excedencia mínima es de 2 años, la de 1 año solamente es si tienes hijos menores o una persona mayor a tu cargo, algo que no es mi situación.

Si a mí me llegan a decir comiéndome las uvas este 2020, que iba a vivir una pandemia que podría matarme, que viviría un confinamiento con mis cuñados que les pilló en mi casa que habían venido desde Argentina, que nunca podría despedirme de mi suegro quien falleció en pleno confinamiento y llevaba 8 años sin abrazar, y que me tendría que ver pidiéndome una excedencia de dos años en mi trabajo y pasar previamente 3 meses sin sueldo, me estaría riendo a carcajadas. Pero es la realidad, este año 2020 está siendo muy duro para todos y todas, cada uno/a con nuestras historias.

Pero esta es la realidad, este virus nos lo está haciendo pasar mal a todo el mundo, aún así tengo la esperanza de que cambie el mundo para bien, y que se haga justicia para que la administración dé teletrabajo a las personas que lo necesitan y más aún si estamos sobradamente preparados para teletrabajar. Que tengo que comenzar esta lucha cueste lo que cueste, lo haré, pero esto es un derecho que la Administración tiene que darnos.

No es descabellado pensar en el puesto de un teledocente, ya he visto cómo compañeros desbordados con la semipresencialidad, atendiendo a alumnado confinado, en vez de pasarnos a docentes online ese trabajo a nosotros, alumnado vulnerable obligado a ir presencialmente. ¿Pero qué sucede? ¿No se quiere ver más allá de la presencialidad?

En fin, desde aquí quería contaros mi situación, poneros al día. Yo ya he buscado todas las alternativas, he hecho todo, y no me queda más que poner mi caso en manos de un juez, y esperar, esperar a que la administración cumpla con los derechos del profesorado que tenemos una enfermedad vulnerable ante el COVID y les adapte su puesto de trabajo, algo que digo abiertamente desde aquí que no está haciendo. Y lo peor de todo, que al profesorado que le ha dado la razón, lo que hace es directamente darle de baja, no le ofrece teletrabajo. O sea, prefieren tener a docentes de baja a adaptarles el puesto de trabajo, esto es todo un sinsentido.

Desde aquí os quiero dar las gracias por vuestro apoyo. No soy la única con esta situación, que seguimos luchando, y yo al menos, no voy a bajar la guardia, aunque me esté costando el sueldo o incluso pedir la excedencia. No es fácil contar todo esto, pero tengo que hacerlo y darlo a conocer.

Aún así, seguiré compartiendo en mis redes, en este blog, porque ante todo, amo mi trabajo, y voy a luchar por seguir haciéndolo desde casa con mi situación. Me niego a aceptar una baja como solución a una realidad: el teletrabajo existe y hay que adaptar el puesto de trabajo a las personas vulnerables ante riesgo de muerte por COVID y al profesorado también. Muy triste por cómo está siendo tratado el profesorado en esta pandemia, y a todos y todas los que habéis estado a pie de aula este primer trimestre, tenéis mi admiración total. Gracias por estar ahí.

71 Comentarios

  1. Manuel Carro

    Prudente sin debilidad, firme y juiciosa, fiel a tu trabajo y serena ante la adversidad.

    Responder
    • Rosa Liarte

      Gracias Manuel, y siendo clara, no entiendo que se me prefiera dar de baja cuando estoy apta para teletrabajar… Un abrazo!

      Responder
      • Paqui

        Ånimo Rosa. A mí también en Murcia me dieron el certificado de vulnerable pero nada más, no estaba el teletrabajo para los docentes, y me recomendaban usar la mascarilla FPP2.
        Me incorporé a las aulas el 28 de septiembre porque empezamos en telemático con niños de 3 años que no llevan mascarillas, con niños pequeños que realmente lo que necesitan es tu cariño y el 6 de noviembre cogí bronquitis y de ahí a neumonía por fortuna sin Covid.

        Te entiendo perfectamente la impotencia. Un abrazo grande

        Responder
        • Rosa Liarte

          Así es, fue todo una “pantomima” el hacernos mandar a las personas de riesgo los informes médicos, porque no nos adaptaron el puesto de trabajo. Yo si estuviera en el aula, simplemente con el hecho de estar con ventanas abiertas y corrientes constantemente, no habría levantado la cabeza de una neumonía tras otra, porque soy súper débil en ese aspecto. Madre mía lo tuyo, mucho ánimo!

          Responder
      • Rebe

        Yo estoy en situación similar, he tenido patologias como cancer, varias neumonias, otras patologias como enfermedad autoinmune, la mtua me considera vulnerable pero solo me han puesto una pantalla de seguridad. No hemos tenido casos de covid en mi centro pero estoy muerta de miedo.Llevo dos mascarillas una pantalla de caray la pantalla de seguridad en mi mesa, me lavo con gel obsesivamente… No he pedido la baja porque quiero trabajar pero es muy duro cada día ir en estas condiciones. Ánimo…

        Responder
        • Rosa Liarte

          Pues así no se debe trabajar, nos tienen que adaptar el puesto de trabajo y darnos teletrabajo, si lo exigen a las empresas, ¿por qué ellos no nos lo dan? Es increíble, mucho ánimo.

          Responder
      • Rosario Mira

        Mucho ánimo Rosa. Y sí, eres un referente en el uso de las TIC en el aula. Estos últimos años, siempre que he incorporado una nueva herramienta he recurrido a tí, a tus artículos y vídeos, que me han sido de enorme utilidad. Y de paso me has inspirado con los impresionantes trabajos que realizas con tus alumnos. Tienes mucho que aportar y la educación pública debería aprovecharte, lo demás, es un error inmenso cometido por administraciones educativas alejadas de la realidad docente e incapaces de actualizarse, esfuerzo que hemos hecho muchos docentes sin el reconocimiento que merecemos. Carecen de ideas e, incapaces de reconocerlo, olvidan que sus consejeros deberían ser profesores como la inigualable Rosa Liarte. Un abrazo.

        Responder
    • Ángela

      Muchos ánimo Rosa. Efectivamente somos un 0 a la izquierda para la administración. Lo único que les interesa es que estemos en aula para evitar las quejas de las familias que trabajan fuera y así podamos ocuparnos de los niños. Es verdad que yo no daba un duro y hemos llegado a hacer el primer trimestre en el aula pero realmente las condiciones tanto para nuestros alumnos como para nosotros no son las deseables. Ojalá la justicia te de la razón , lo que pides no es descabellado y preferir dar la baja al teletrabajo ya dice mucho de la ineficacia de nuestra administración.
      Un abrazo

      Responder
      • Rosa Liarte

        Así es Ángela, en vez pagar bajas, tener a ese profesorado de forma telemática apoyando en el centro y quitando burocracia al resto de docentes… Gracias por tu apoyo. Un abrazo.

        Responder
    • Lidón

      Hola Rosa, no te conozco, acabo de descubrirte hace poco, espero que no te moleste mi opinión, yo creo que el teletrabajo en docencia no tiene nada que ver con otra empresa cualquiera, si los niños están viniendo, los colegios están abiertos y una gran parte de los maestros pese a las dificultades y peligros que conlleva estamos al pie del cañón, no puede haber cursos que den clases desde casa, a no ser que haya un confinamiento de la clase. Por eso creo que es todo más complicado de lo que parece a simple vista. Ahora dicho esto si que creo que podrían daros otras tareas administrativas o de ayuda puntual pero no llevar una clase como tal, porque no sería justo ni para ese grupo ni para el resto.

      Responder
      • Rosa Liarte

        Hola, perfectamente podemos dar clase a alumnado puntual confinado, como dices, que se nos asignen tareas administrativas, o por qué no, de cotutores, pues el profesorado está desbordado de burocracia y de tutorías y demás, y podemos hacer perfectamente todo ese trabajo de forma telemática. También hay alumnado vulnerable que es un grandísimo riesgo estar en clase, y se nos podría asignar a ese alumnado para darles clases telemáticas. Soluciones hay, el tema es que no se quieren buscar. Lo que me parece triste es que se prefiera pagar una baja y tener a una persona que perfectamente puede trabajar desde casa a que sea operativa con teletrabajo asignado.

        Responder
  2. Pedro Vivas

    Muy buenos días Rosa, muy sorprendido con tu caso, es increíble el trato al docente, la infraestructura y tecnología están disponibles para poder hacer teletrabajo.

    Desde Venezuela, un gran abrazo y mucha fortaleza, agradecido por el contenido tan importante que has compartido, espero tu demanda se resuelva a tu favor, estás más que preparada para la modalidad online.

    Responder
    • Rosa Liarte

      Muchas gracias Pedro por tus palabras, y qué alegría que me leas desde tan lejos, un abrazo!!

      Responder
      • Rosana Arjona

        Sin palabras,Rosa. Soy asmática, un simple resfriado se me complica muchísimo, pedí la adaptación y nada, trabajando con mascarilla y mucho miedo. Lo mío es poco comparado contigo pero el pánico que siento en el aula, para mí se queda.

        Responder
        • Rosa Liarte

          Muchas gracias, así es, yo al aula no voy a ir con lo que hay ahora mismo, lo tengo claro, no sobreviviría. Mucho ánimo!!!

          Responder
      • Mª Teresa

        Ante tamaña INJUSTICIA, no queda otra, Rosa: DEMANDA, DEMANDA y DEMANDA. Me uno a la recogida de firmas para que esta sinrazón pueda conocerse.❤️

        Responder
    • M. Esther Fernández

      A la administración le falta visión, adaptabilidad y trabajo, lo que a ti te sobra. Ánimo.

      Responder
      • Rosa Liarte

        Gracias Esther, me dejas sin palabras, un fuerte abrazo!

        Responder
      • Marcela

        Fuerza en esta lucha Rosa, si podemos teletrabajar. Ánimo

        Responder
  3. Lena Anglada Salord

    Hola Rosa,
    Decirte que me ha emocionado tu escrito y entiendo perfectamente tu frustración y enfado. Soy vulnerable al covid debido a una enfermedad crónica y me tienen de baja, como digo yo, muy a mi pesar. Cuando, como persona de riesgo, envié toda la información que me pedían los de riesgos laborales aquí en Baleares, en ningún momento se me informó que estaba optando a una baja directa y no a una adaptación de mi trabajo. La sorpresa y el desconcierto vinieron después. No entiendo por qué no han buscado una alternativa para nosotros/as, para que podamos seguir en activo y ayudando a nuestros compañeros que van sobrepasados y estresados, y cuando hay falta de recursos humanos para dar soporte en la semipresencialidad. En mi caso me puse en contacto con la consejería, con el sindicato…y nadie me da respuestas… :(
    Decirte Rosa, pero que no estás en el “banquillo”, seguramente muchos como yo estamos aprovechando este “break obligado” para crear nuevos materiales y coger ideas para mejorar nuestras clases y tú nos estás ayudando un montón!!! de verdad tenía pendiente leer tu bloc y visualizar todas tus geniales explicaciones sobre un montón de recursos interesantísimos! Muchas gracias!!!
    Cuando vuelva a clase lo haré cargada de nuevas ideas e ilusiones.
    Muchos ánimos en la lucha y mucha, mucha salud!

    Responder
    • Rosa Liarte

      Me alegra Lena leer que al menos te dieron la razón, pero como dices, con la sorpresa de tener una baja, cuando estás en tu casa, quizá con tu tratamiento, pero apta para tele trabajar, es un sinsentido todo esto. El tema es que yo tengo un “break” obligado pero sin estar cobrando mi sueldo, y viendo que me tendré que pedir una excedencia que mínima es de dos años. Gracias por tus palabras de verdad, me animan muchísimo! Gracias de verdad!!! Mucho ánimo!!!

      Responder
      • Yenizeth

        Soy testigo de la gran capacidad que tienes en TIC, fuiste mi inspiración en 2017 en un curso ECV en Madrid gracias a tí desde ese año empecé a incorporar el uso de plataformas en mi asignatura. Es totalmente injusta tú situación porque sí es posible hacer teledocencia y con mucha calidad. Éxito en tu demanda y saludos desde Panamá

        Responder
        • Rosa Liarte

          Ohh! Yenizeth muchísimas gracias por tus palabras, y qué alegría leerte. Así es, no voy a parar de luchar y dar voz a cientos de docentes que estamos en la misma situación aquí. Un fuerte abrazo.

          Responder
  4. Carlos

    Sólo mandarte un abrazo y mandarte ánimos para que está situación se resuelva lo antes posible. Es un sinsentido y es muy frustrante que no sean capaces de darte una solución para poder teletrabajar.

    Responder
    • Rosa Liarte

      Gracias Carlos por tus palabras, yo también lo espero, aunque a veces pienso que parece que la administración no quiere evolucionar

      Responder
  5. Pilar G

    Hola Rosa, te sigo desde hace tiempo y me parece muy triste la situación que expones. Primero, porque no somos sólo un código de profesor que nos implanta la junta, somos personas que además de trabajar nos dejamos la piel cada día en mejorar, motivar a nuestro alumnado, seguir aprendiendo y echar miles de horas que nadie nos paga ni exigimos que lo hagan; Segundo, en tu caso concreto, considero que tienes razones demostradas y más que de sobra para solicitar el teletrabajo, aparte de una trayectoria más que brillante que te avala para realizarlo; Tercero, a los compañeros/as que estamos dando clase presencial no nos importa, es más, valoramos muchísimo que la persona que está de baja o de permiso siga trabajando conectándose con sus alumnos desde casa (ya se hizo en un confinamiento general y creo que todos/as cumplimos con creces). En fin, resumiendo es absurdo no plantear el teletrabajo para docentes cuando nos piden adaptarnos a cualquier situación que pueda surgir a un alumno/a. Pero si nos pasa a nosotros no tenemos ningún derecho? Una vergüenza… qué sigan maltratando a las personas que están levantando con sus fuerzas y su tiempo el futuro de este país. No pierdas la esperanza, estoy segura que algún día te darán la razón… mantente fuerte siempre. Todo mi apoyo, una seguidora y compañera docente.

    Responder
    • Rosa Liarte

      Muchísimas gracias Pilar, pues hay veces que la he perdido, aunque por otro lado quiero luchar por este derecho, porque no tiene sentido que den de baja a personas que están en sus casa y pueden teletrabajar. Gracias por los ánimos, leeros me da fuerzas para continuar.

      Responder
      • María Dolores Ojeda Rodríguez

        Rosa, te admiro lo valiente que eres y me desalienta el hecho de que tengamos que renunciar a tener una profe de tu categoría en nuestro cuerpo. Deseo de todo corazón que haya cordura y se resuelva. Aunque todos sabemos que nuestras resoluciones no son rápidas. Un abrazo y sobre todo cuídate.

        Responder
        • Rosa Liarte

          Gracias María Dolores, así es, esto va a ser una lucha de años, pero he de hacerla, me quedan muchos años en el cuerpo y ellos no cumplen la ley de Riesgos laborales. El coronavirus va a seguir presente, y yo a más edad, mi enfermedad me pasará más factura, por lo que me tienen que adaptar el puesto de trabajo y cumplir la ley de Riesgos Laborales, que no lo hacen, a quien le dan la razón le dan de baja, y esa no es la solución. Un abrazo!!!

          Responder
  6. Samuel Landete

    Rosa,

    Siento muchísimo tu situación y que la administración no haga nada, especialmente ante una docente tan valiosa como tú, no lo entiendo.

    Un abrazo y mucha fuerza para seguir luchando.

    S.

    Responder
    • Rosa Liarte

      Gracias compañero, así es, yo tampoco lo entiendo. Me alegra leerte por aquí, un fuerte abrazo!!!

      Responder
      • Nerea

        Hola Rosa, en Aragón, han habilitado a las embarazas la posibilidad (o quizá es obligatorio, no lo sé) de trabajar desde casa haciendo apoyo al alumnado vulnerable. Por si quieres echar un ojo a la normativa y apoyarte en que en otras comunidades sí que hay opción de teletrabajo. También, se que a algún compañero se le ha adaptado el trabajo para apoyar la semipresencialidad con apoyo online. Van al centro pero no entran en el aula, todo es desde un aula vacía o sala. Quizá pueda servirte también.
        Las embarazadas sí que están en su casa.
        Un abrazo gordo.

        Responder
        • Rosa Liarte

          Gracias Nerea, sí, algo he visto en vuestra comunidad, es lo menos que se debe hacer, pero aquí en Andalucía nada de nada… es increíble la situación que tenemos, más en la era que vivimos… un abrazo!

          Responder
  7. Sonia

    Todos estuvimos tele-trabajando en el confinamiento, hay países que están tele-trabajando… ¿y ahora no es compatible? ¡Qué hipocresía!

    Responder
    • Rosa Liarte

      Así es, parece ser que para los docentes no existe, es inviable según me decían… pues a luchar por ello, porque mi enfermedad con el COVID no va a remitir, y cuando pase los años, a más adulta, iré a peor con las bronquitis, por lo que tengo que pelear por esto porque me quedan aún 31 años como docente….

      Responder
  8. Leonor

    Rosa, sigue luchando, eres todo un ejemplo a seguir. Mucho ánimo. Un abrazo

    Responder
    • Rosa Liarte

      Gracias Leonor!!! me llevará años, pero he de hacerlo, porque esto es un despropósito…

      Responder
  9. Manuel Garcia

    Mi querida Rosa. Para la administración somos unos números y para los sindicatos, desgraciadamente, los que les damos de comer simplemente. Es muy loable por tu parte querer luchar y que se reconozca tu situación y la de muchos docentes. Es muy triste que los politicuchos no valen la labor de personas como tú en momentos como éste. Si parece hecho a tu medida. Una crack como tú en medios tecnológicos que es lo que necesita ahora más que nunca la educación y son tan torpes que no son capaces de valorarlo. Es difícil tu lucha. Te ánimo a que sigas porque alguna vez tendrán que abrir los ojos. Un abrazo

    Responder
    • Rosa Liarte

      Gracias Manuel!!!! En mi caso la demanda me ha ayudado el sindicato a llevarla a cabo, me tuve que cambiar, pero me están ayudando el nuevo sindicato, porque yo no sabía ya por dónde empezar con esta lucha. Así es, triste, sinsentido, y la rabia que siento por dentro no la puedo describir. Gracias por tus palabras, eso es lo que siento, que ahora puedo ayudar más que nunca y me dejan sentada en el banquillo… Gracias!!!

      Responder
      • Marta

        Rosa…
        Siento enormemente que no dejen que ejerzas tu profesión, estando sobradamente preparada para hacerlo en cualquier formato.

        Es curioso que los mismos que en ocasiones han buscado tu inspiración y ayuda para formar a otros docentes en metodologías y herramientas que facilitan la teledocencia, ahora te nieguen trabajar de ese modo… 🤔

        Es curioso como una vez más queda patente que quien tiene la obligación de decidir en cuestiones tan importantes, no tiene la capacidad necesaria para hacerlo…

        Responder
        • Rosa Liarte

          Gracias Marta, así es, y triste a la vez… Un fuerte abrazo!!!

          Responder
  10. José Carlos Martínez

    Hola Rosa,
    te conozco desde hace bastantes años y siempre he creído que tienes las ideas muy claras. No te mereces lo que te está pasando, al igual que a muchos y muchas docentes a quienes, una vez más, no se les trata como el sentido común aconsejaría.
    Eres una persona decidida y valiente, lo que no significa que no puedas sentirte frágil en algunos momentos. Pero, en esos instantes, recuerda que hay mucha gente que te quiere y te apoya; sigue adelante, concéntrate en el objetivo que has marcado y a por todas. Estoy seguro de que este reto también lo vas a superar.
    Cuidaos mucho, ok? Abrazos!!

    Responder
    • Rosa Liarte

      Gracias José Carlos, me alegra mucho leerte por aquí. Así es, he llorado mucho, pero no voy a bajar la guardia por luchar por un derecho: que se cumpla la ley de riesgos laborales con los docentes. Un abrazo!

      Responder
  11. Rosi

    Hola Rosa! Gracias por contarnos, como después septiembre sigue tu situación, pienso como tú , que la administración no ha hecho su parte del trabajo, adaptándote tu puesto, ni a tí, ni a los compañeros que están en una situación similar, recortándote tus derechos. Además de tu sobrada capacidad para la docencia a distancia. Yo he sido alumna tuya en un curso de Edutuber durante el confinamiento. GRACIAS por luchar por tus derechos y los de todos los docentes, que ya estamos bastante pisoteados. Mucho ánimo, y espero que se solucione de la mejor forma lo más pronto posible.

    Responder
    • Rosa Liarte

      Así es, no soy la única con la misma situación. Oh! Muchas gracias, me alegro mucho!!!! Te mando un abrazo! Gracias por tu apoyo!

      Responder
  12. Manuel Vial

    Lamento mucho saber, acerca del maltrato que sufren por parte de sus autoridades, los docentes vulnerables al covid. En especial lo que a ti te sucede, con tus antecedentes médicos y sin ninguna consideración a tus extraordinarios aportes a la educación que han salido de España a diversos países. Yo desde Chile, te envió un fuerte y cariñoso abrazo y los ánimos para que perceveres en tu demanda.

    Responder
    • Rosa Gonzales S.

      Hola tocaya, qué decepción e impotencia a la vez, saber que los burócratas inhumanos, “no atan ni desatan” como decimos en mi Perú. Y no dan una solución viable a los maestros en situación de vulnerabilidad. Acá en Suecia hemos estado trabajando todo el tiempo pero sé que algunos colegas en situación de riesgo han trabajado a distancia. Solo la última semana por consejo de la autoridad de salud los chicos estuvieron en casa y nosotros dando clase por Internet. Vamos a ver qué sucederá en enero. Desde aquí te envio los mejores deseos y mucha fuerza para que puedas afrontar lo que aún está por venir. Eres un gran ejemplo. Saludos virtuales, Rosa(

      Responder
      • Rosa Liarte

        Muchas gracias Rosa, de verdad. Así es, pero aquí el teletrabajo en la docencia no se está contemplando, eso es lo triste y que no logro comprender. La administración tiene que evolucionar y comprender que hay docentes en serio riesgo y que tenemos también la opción de teletrabajar en la era que vivimos. Un abrazo fuerte!

        Responder
  13. Zvezda

    Un gran abrazo, Rosa.
    Eres imprescindible para la comunidad educativa y espero que se pueda solucionar de la mejor manera posible para ti!
    Mucho ánimo, salud e inspiración!
    Gracias por tanto

    Responder
    • Rosa Liarte

      Muchísimas gracias!!! vuestras palabras me animan a seguir con esta lucha!!! Gracias de verdad!!!

      Responder
  14. Alejandro Álvarez Perea

    Yo que recuerdo las clases que dabas, que aún estando mala en tu casa mandabas tarea y estando peor venías a clase porque no te quedaba otra, no entiendo esto que te están haciendo, una gran injusticia para una gran profesora que ama lo que hace y lo demuestra cada día. Un saludo y un fuerte abrazo Rosa, ojalá salga todo bien y te den la razón, porque la llevas totalmente ❤

    Responder
    • Rosa Liarte

      Ooohhh!! qué ilusión leerte por aquí Alejandro! Vosotros mejor que nadie sabéis lo que llevo encima con mis bronquitis y neumonías en clase… Gracias por tu apoyo, un abrazo enorme!

      Responder
      • Antonio Cervantes

        Rosa sigue luchando y no te rindas porque eres una grande. Al final tendrás tu recompensa. Tienes tanto que enseñar y nadie podrá pararte.
        Soy muy fan tuyo. Cuidate mucho.

        Responder
        • Rosa Liarte

          Gracias Antonio de verdad, vuestras palabras me animan a seguir luchando, aunque tengo unos meses por delante muy duros, o quizá años… un abrazo!

          Responder
  15. Teresa

    No entiendo cómo la administración es tan estúpida como para tenerte desaprovechada. Todo lo que podrías estar haciendo… Te recomiendo una cosa para la demanda: dale la mayor publicidad posible, solo les duele si sale en los medios y se conoce el caso. ¡Ánimo y fuerza!

    Responder
    • Rosa Liarte

      Gracias Teresa, en ello estoy, dándolo a conocer porque somos cientos de docentes con esta situación, y si tengo que hacer ruido en mis redes, lo voy a hacer, porque es una injusticia, no cumplen con la ley de riesgos laborales

      Responder
  16. Sandra

    Hola desde Catalunya Rosa. Tu situación me parece muy fuerte y lamentable. Aquí hay bastante gente que estará todo el curso de baja pero en su caso sin ganas de teletrabajar…
    Te escribo para darte ánimos y decirte que luches todo lo que puedas pero que te pienses bien lo de la excedencia. Yo la tuve que coger hace unos años porque no quise coger una baja y pierdes tu plaza definitiva y todos los puntos que tenías acumulados para el concurso de traslados en el apartado de años en tu destinación definitiva. No sé si tienes plaza definitiva pero a parte de estar dos años sin cobrar por culpa de la Administración me quitaron todos los puntos que yo había acumulado durante 5 años en mi definitiva. Lo he reclamado mil veces y no ha habido manera y claro ahora todo esto afecta a mis próximos concursos de traslados, no sé cuánto tardaré en volver a lograr tener esa puntuación.
    Si ahora me preguntaran qué hacer, diría coger una baja, sin duda alguna. Antes que perder tú, que pierdan ellos. Puedes seguir haciendo trámites con la baja médica.
    Un abrazo y ánimos.

    Responder
    • Rosa Liarte

      Así es, hay personas que han visto la baja como un triunfo, y a mí darme la baja es tenerme en mi casa que me subiría por las paredes jejejeje Muchas gracias. Sí, llevo solamente dos años en mi destino definitivo, no pierdo tantos puntos en ese caso, y aquí me dejan la ciudad, por lo que si no me incorporo el día de mañana en mi centro, me darán al menos uno en mi ciudad, y ya intentaré conseguir de nuevo mi plaza. No puedo coger una baja ya, me la dieron y la inspección médica me dio de alta, yo no puedo coger más bajas y me dejaron claro, que no apareciera con otro código de baja por allí porque sabían mi historia y que me darían de nuevo de alta…

      Responder
  17. Antonio Callejo

    Hola Rosa

    Te sigo habitualmente. Y creo que no te das importancia cuando dices que tu figura es necesaria en los tiempos actuales. Yo, que soy profesor universitario, y que eso parece que te da un cierto estatus (que yo nunca he valorado demasiado), aprendo muchas cosas de tus videos y de tus cursos. Realmente, es una putada lo que que te están haciendo y lo poco que les interesa poder aprovechar tu trabajo.

    Si esto continua, te has planteado sacarte un sueldo a través de cursos online. Yo ya he pagado por otros cursos, que me han aportado mucho conocimiento y habilidades. Así que también estaría dispuesto a pagar por los que tú pudieses ofrecer.

    Un abrazo grande, mucho ánimo y mucha suerte

    Responder
  18. Juan Miguel Venegas Bazán

    ¡Buenas Rosa! He visto tus publicaciones y conozco tu blog. Eres una docente entregada a su trabajo 100%. Creo que los docentes en riesgo se merecen teletrabajar porque presentan informes médicos que los demuestran. Creo que la salud ante situaciones tan excepcionales como las que estamos viviendo. Creo que es el momento que los docentes nos unamos ante estas injusticias porque nuestro colectivo ya es hora que se reinvidique por unas condiciones dignas de trabajo.

    Mucho ánimo compañera y mucha fuerza! Estamos contigo

    Responder
    • Rosa Liarte

      Así es Juan Miguel, somos muchísimos los docentes, y poco reivindicamos, y ya está bien de que nos traten como nos están tratando en esta pandemia, en fin… seguiré luchando por mis derechos, no me queda otra, y si consigo que los demás también los tengan, será algo genial para el profesorado. Un abrazo.

      Responder
  19. Elena

    Buenas noches, Rosa:

    Me ha llamado mucho la atención tu escrito por lo bien que explicas tu situación y por como describes el impacto que está teniendo en ti, al no concederte la posibilidad de que sigas con tu labor de forma telemática.

    Siento que estés pasando por este mal trago. La verdad es que no tiene sentido que a personas vulnerables no les faciliten o flexibilicen su trabajo por algo tan incontrolable como una pandemia y que está afectando a muchos docentes, con o sin cuadros médicos serios.

    Te comprendo porque me contagié de Covid en noviembre y las secuelas arrasaron con mi fuerza, sigo recuperándome pues el cansancio se nota y es verdad que deberían planificar medidas para estos casos y poder ofrecer la posibilidad de seguir telemáticamente para facilitar a los docentes la labor sin que suponga un desgaste físico, en el caso de seguir recuperándose, o un riesgo.

    Estás en tu derecho de luchar por esta causa y ojalá lo consigas.
    Mucho ánimo, fuerza y suerte.
    Mis mejores deseos para el 2021.

    Responder
    • Rosa Liarte

      Muchas gracias Elena, así es, y lo peor es que a la persona que consideran de riesgo, no le dan teletrabajo, lo que hacen es directamente darle de baja, cuando puede ser una persona que perfectamente puede teletrabajar y ayudar mucho a su centro de forma remota con burocracia, alumnado confinado, etc. Mucho ánimo a ti también, ese virus deja secuelas y cuídate mucho!! Un abrazo!

      Responder
  20. Vielka Madrid Otero

    Buen día mi querida Rosa!! He leído tu post y te he seguido desde el inicio. Realmente muy sorprendida por leer que te quieren dar de baja y como bien dices tú, tú estás sobradamente preparada para el teletrabajo, ánimo guerrera, has lo que tengas que hacer legalmente y correctamente y todo saldrá bien. Te acompaño en tu lucha y me identifico contigo (yo también tengo enfermedad base Asma Bronquial) la diferencia es que a Dios gracias me dieron un dictamen médico de rehubicación por otro aspecto diferente de mi salud y pues en hora buena lo aprovecharé para no estar en el aula de clases frente alumnos, me duele muchísimo no tener contacto con mis queridos alumnos, igual que tú he llorado porque ellos son mi motor, pero he entendido que primero es mi salud por mis hijas. Sigue luchando ya verás que todo se acomoda para bien. Un abrazo desde Honduras 🇭🇳

    Responder
    • Rosa Liarte

      Gracias Vielka, me alegra que me leas desde tan lejos. Así es, espero que en un futuro me den la razón… Un fuerte abrazo!

      Responder
  21. Luis Manuel

    Eres una excelente maestra, he aprendido mucho de con tus videos, espero se te haga justicia y que pronto recuperes tu trabajo, desgraciadamente en gran parte de los países del Mundo no valoran a los profesores y tu eres un ejemplo de ello, te mando un abrazo fuerte.
    Soy de México, saludos!

    Responder
  22. Diego Mendez

    ¡Mucha fuerza Rosa! Eres todo un ejemplo para la comunidad educativa y deseo que rápidamente ocupes el sitio que debes ocupar.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete