2009 / 14 septiembre

And the Queen says, "long live the King"


No quería hacer un post largo, pero creo que la ocasión lo merece, pues el gran discurso de Madonna anoche en la entrega de premios de los VMAS, hizo que me emocionara, y creo que a mi amiga Paloma también al ver a su musa, así que he puesto este discurso traducido para tenerlo en el recuerdo.

“Michael Jackson nació en agosto de 1958. Yo también. Michael Jackson se crió en los suburbios de la región Centro Oeste. Yo también. Michael Jackson tenía ocho hermanos y hermanas. Yo también. Cuando Michael Jackson tenía 6 se convirtió en una superestrella y fue tal vez el niño mas querido del mundo. Cuando yo tenía 6 años mi madre murió. Creo que llegó el extremo más corto de la vara. Nunca tuve una madre, pero el nunca tuvo una infancia. Y cuando uno nunca llega a tener algo, se obsesiona con aquello que no tiene. Pasé mi infancia en busca de figuras maternas, a veces tuve éxito. Pero, ¿cómo volver a crear una infancia, cuando estás bajo la lupa del mundo para toda tu vida?”

“No hay duda de que Michael Jackson fue uno de los mayores talentos que el mundo haya conocido jamás. … Que cuando cantó una canción a la corta edad de 8 el les pudo hacer sentir que un adulto le apretaba el corazón con sus palabras; que la forma en que se me movía lo trasladaba a la elegancia de Fred Astaire y llenaba el golpe de Muhammad Ali; que su música tenía una capa extra de inexplicable magia que no sólo dan ganas de bailar, sino de hecho hacia creer que podías volar, te atrevias a soñar, a ser cualquier cosa que quisieras ser, porque eso es lo que hacen los héroes. Y Michael Jackson era un héroe. Actuó en los estadios de fútbol de todo el mundo, vendió cientos de millones de discos, cenó con los primeros ministros y presidentes. Las chicas se enamoraron de él, los chicos se enamoraron de él, todo el mundo quería bailar como él, parecía de otro mundo, pero también era un ser humano. Como la mayoría de los artistas, era tímido y estaba lleno de inseguridades”.

“No puedo decir que éramos grandes amigos, pero en 1991 decidí que quería conocerlo mejor. Le pregunté para ir a cenar: Me dijo: “Trato hecho, yo conduzco, solos tu y yo”. Estuvo de acuerdo y se presentó en mi casa sin guardaespaldas. Fuimos a un restaurante en el coche. Estaba oscuro, y aún estaba con sus gafas de sol. Yo le dije, ‘Michael, me siento como si estuviera hablando con una limusina, ¿Crees que podrías quitarte las gafas para poder ver tus ojos? Se detuvo un momento y luego lanzó las gafas por la ventana, me miró con un guiño y una sonrisa me dijo:“¿Puedes verme ahora, así esta mejor? En ese momento, pude ver tanto su vulnerabilidad como su encanto. Durante resto de la cena, yo estaba empeñada en conseguir que comiera papas a la francesa, bebiera vino, el postre y dijera algunas malas palabras, las cosas que no se nos permitiría hacer. Más tarde, volvimos a mi casa a ver una película y nos sentamos en el sofá como dos niños, y en algún lugar en medio de la película, se coló su mano sobre la mía. Sentía como que estaba buscando una amiga, más que un romance y yo estaba feliz de complacerlo. Y en ese momento no se sentía como una superestrella, se sentía como un ser humano. Salimos unas cuantas veces juntos y luego por una razón u otra perdimos el contacto. Luego, empezó la caza de brujas y tras él una historia negativa después de otra salía de Michael. Sentí su dolor. Yo sé lo que es caminar por la calle y sentir que el mundo entero se vuelva contra ti. Yo sé lo que es sentirse impotente e incapaz de defenderte a ti mismo porque el rugido es tan fuerte que te convences de que tu voz nunca será escuchada.”

“Pero yo tuve una infancia, y me permitió cometer errores y encontrar mi propio camino en el mundo sin el resplandor de los flashes. Cuando me enteré de que Michael se había muerto yo estaba en Londres, a pocos días de hacer otro concierto. Michael se iba a presentar en el mismo lugar, una semana después. Todo lo que podía pensar era en ese momento que lo había abandonado. Que lo habíamos abandonado. Que a esta persona, una vez puesta en el mundo, en el fuego, se ha deslizado a través de las grietas. Mientras estaba tratando de construir una familia y reconstruir su carrera, todos estábamos ocupados juzgándolo. La mayoría de nosotros le había vuelto la espalda. En un desesperado intento de aferrarme a su memoria, fui a Internet para ver clips viejos de él bailando y cantando en la televisión y en el escenario y pensé: ‘Dios mío, era tan único, tan original, tan raro. Ya nunca habrá nadie como él de nuevo. “Era un rey. Pero también era un ser humano y por desgracia, todos somos seres humanos y, a veces tenemos que perder las cosas antes de que realmente podamos apreciarlas.”

Quiero terminar esto con un tono positivo y decir que mis hijos, de 12, 9 y 4 años de edad, están obsesionados con Michael Jackson. Hay un montón de vídeos y practican el moonwalker, y parece que toda una nueva generación de niños y niñas ha descubierto su genio y le traen a la vida. Espero que donde quiera que esté Michael ahora, estará sonriendo acerca de esto.

“Sí, sí, Michael Jackson fue un ser humano, pero maldita sea, fue un rey. ¡Larga vida al rey!”.

Rosa Liarte (L) Madonna

  • Nunca habia visto algo igual! La reina del pop haciendo un discurso tan sincero y tan intenso del rey del pop!!! Será algo historico en el mundo de la musicaa!!! Love pa ti Rositaaa… thanks! that´s amazing!!! Palomikii…ur siss!

    Responder

LEAVE YOUR COMMENT